Vitamina C, reina de tu verano y el mío

publicado en: BLOG, SALUD DE LA PIEL | 0

Sin saber por qué, en muchas ocasiones la piel se convierte en un misterio. Es una de las partes de nuestro cuerpo que más dice de nuestro ritmo y estilo de vida. Sabiendo que el verano trae consigo el destape, es un buen momento para prepararnos por dentro y por fuera.


Para nuestro interior, hemos encontrado la fórmula perfecta: definitivamente, necesitamos vitamina C en grandes cantidades.

La vitamina C, junto con otras como la A o la E, juega un papel protagonista durante la temporada de verano. Estas vitaminas son las reinas porque combaten, entre otras cosas, los radicales libres y las propiedades oxidantes del sol, lo que simplemente quiere decir que éste se alimenta de ellas.

Si te preguntas qué alimentos podrían servir para ponerte a punto de cara al verano… la vitamina C es protagonista en frescos como la calabaza, la zanahoria, las espinacas o la lechuga. Pregúntatelo sin reparo alguno: ¿sueles comerlos? Son una base importante para que nuestra piel esté sana y luzca joven. Sin embargo, sólo son esto: la base.

Dependiendo de la cantidad que tengamos en el cuerpo de esta vitamina tan importante, nuestro tono de piel y su propia salud, variará. Y ya lo decíamos: no sólo con estas cantidades naturales nos es suficiente. Para prevenir los efectos dañinos del sol podemos utilizar complementos como cremas protectoras y reparadoras, o cápsulas, que conseguirán penetrar en la piel como nada ni nadie en este mundo.

La vitamina C previene, nos mantiene jóvenes ante los rayos ultravioletas del sol, es perfecta para pieles sensibles, y consigue que tengamos un aspecto fresco y joven. ¡Incluso contiene colágeno! ¿Qué más podemos pedir? La receta contra el envejecimiento la tenemos en nuestras propias manos…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *