Crema para quemaduras del sol : ¿Cuál escoger?

publicado en: Sin categoría | 0

¿Cuántas veces hemos necesitado una crema para las quemaduras del sol? El sol es traicionero y puede jugarnos una mala pasada a la hora de exponernos a él. No debemos olvidar la protección solar, lo sabemos. Pero, ¿y si no la hemos reaplicado lo suficiente y nos hemos quemado? Te explicamos cómo debe ser una buena crema para las quemaduras del sol.


Crema para quemaduras del sol:

Pensamos en el sol e inmediatamente nos trasladamos a nuestro viaje de verano. No obstante, la época más peligrosa para las quemaduras solares es la primavera. La temperatura es agradable y echamos de menos el calor del sol, lo que hace que nos expongamos durante más tiempo a él y con menos conciencia. No tenemos por qué habernos ido a la playa, simplemente podemos haber quedado a comer en una terraza. Y de repente, y sin pensarlo, nos hemos quemado y necesitamos una crema para quemaduras del sol.

Por eso, desde más o menos primavera, la crema solar es imprescindible dentro de nuestra rutina y quizá el paso más importante dentro de ella. Deberemos escoger una crema solar adecuada para nuestro tipo de piel y de SPF30 como mí­nimo. Nos ayudará a prevenir las quemaduras del sol y la aparición de manchas y arrugas prematuras.

También te puede interesar: Mejores protectores solares

Ahora bien, si ya nos hemos quemado necesitamos una crema para quemaduras del sol quesea realmente efectiva. Esta debe ser refrescante, hidratante y calmante y con una textura ligera, recomendablemente en loción para que sea fácil de aplicar sin hacernos daño.

Dos cremas para quemaduras del sol que podemos utilizar una vez que nos hemos quemado son: REPASKIN POST SUNCARE e HIDRALOE GEL DE ALOE.

Repaskin Post Suncare:

Pertenece a nuestra lí­nea de fotoprotectores Repaskin y es una excelente crema para quemaduras del sol. Este producto contiene una tecnologí­a reparadora única ya que contiene antioxidantes y enzimas reparadoras del daño solar. Entre sus activos, se encuentran los siguientes:

  • Aloe Vera: El Aloe vera es una planta con propiedades antiinflamatorias, hidratantes, antioxidantes e inmunomoduladoras imprescindible en cualquier crema para quemaduras del sol. Regenera, calma e hidratada inhibiendo el dolor y la inflamación y estimulando la curación de heridas y quemaduras.
  • Camomila: La camomila posee propiedades descongestivas y suavizantes por su contenido en aceites esenciales y flavonoides. Estabiliza la piel y ejerce una acción calmante sobre las terminaciones nerviosas. También tiene propiedades desintoxicantes, depurativas, calmantes y antiinflamatorias.
  • Centella Asiática: La centella asiática posee propiedades cicatrizantes, epitelizantes, vasoprotectoras, antiinflamatorias, bioestimulantes.
  • Ergotioneina: La L-ergotioneí­na es un potente antioxidante de bajo peso molecular que los seres humanos consumen con la dieta y que se acumula en las células sometidas a altos niveles de estrés oxidativo. Es un aminoácido natural de origen vegetal que forma parte de la función protectora de la piel. Tiene un alto poder antioxidante y antiradicalario. Todo esto lo hace un componente idóneo para las cremas para quemaduras del sol.
  • Liposomas Micrococcus: Si tu crema para quemaduras del sol contiene este activo, estarás ayudando enormemente a su reparación. El micrococcus estimula el reconocimiento y la eliminación del daño causado en la piel por los efectos de la exposición al sol. Gracias a su incorporación en liposomas Sesderma consigue que penetre en profundidad repare ese daño causado por la exposición prolongada a la radiación solar.

Hidraloe Gel de Aloe:

Si no tenemos a mano una crema para quemaduras del sol, debemos combatir la sequedad y acelerar la regeneración de la piel. Lo más aconsejables es hidratar la piel con abundante crema y geles como el aloe vera. El aloe vera tiene propiedades regenerantes, calmantes, hidratantes y antibacterianas muy efectivas sobre las quemaduras. Imprescindible si quieres combatir las quemaduras del sol en tu piel.

Otra consecuencia de las quemaduras del sol es la deshidratación. La capa córnea de la piel (la capa más externa) es la responsable de mantener la humedad del cuerpo, por lo que cuando nos quemamos la piel y esta capa se ve dañada, nuestra piel pierde hidratación. Por ello, una de las claves que hay que tener en cuenta para mejorar las quemaduras del sol es beber abundante agua. Nuestra piel se recupera antes.

También te puede interesar: Manchas en la piel por el sol

De esta forma, recomendamos HIDRALOE, una lí­nea formulada con aloe vera 100% puro que hidrata, refresca, alivia, suaviza y protege la piel. Además, es calmante y regenerante, por lo que es perfecto para utilizar después de tratamientos agresivos, exposiciones solares prolongadas, reacciones, peelings e incluso depilación. Es el complemento perfecto de las cremas para quemaduras del sol.

Si tu piel presenta quemaduras, te recomendamos HIDRALOE GEL DE ALOE o HIDRALOE PLUS, que contiene también rosa mosqueta, camomila y vitamina A para calmar y proteger tu piel de forma focal. ¡Imprescindibles después de la exposición solar!

Consejos que debes tener en cuenta para no quemarte

Si no quieres tener que recurrir a una crema para quemaduras del sol, te recomendamos que asumas ciertas pautas de comportamiento cuando te expongas al sol:

  • No olvides tu fotoprotector: Ya estés en la playa o dando un paseo por la calle, siempre debes de aplicar una crema para prevenir las quemaduras del sol. Los rayos del sol pueden penetrar hasta a través de la ropa, por lo que no estaremos a salvo ni debajo de un árbol.
  • Evitar ponernos al sol a mediodí­a, ya que es cuando el sol incide con más fuerza. Lo mejor será, por tanto, ir a la playa a primera hora o partir de las 17. Créenos, vas a ponerte moreno igualmente y de forma más saludable.
  • Utilizar gorros, sombreros y ropa fresca. Si nuestra es muy sensible y solemos quemarnos bajo el sol, es preferible el uso de ropa fresca, incluso en la playa, para evitar que se produzcan las quemaduras.
  • Evita las sesiones de rayos UVA. Las cabinas de Rayos UVA son muy perjudiciales para la salud de nuestra piel. No solo porque es una radiación muy intensa –que lo es-, sino porque la mayorí­a de personas no se aplica protección solar a la hora de meterse en una de ellas, por lo que es como si te expusieras al sol en las peores horas del dí­a sin ningún tipo de protección y durante varios dí­as seguidos.
  • Seca bien tu piel después de cada baño. El agua genera un efecto lupa que potencia la absorción de los rayos solares y hace que la crema de protección solar tenga menor eficacia. Así­ que sécate bien y reaplica la crema solar cuando salgas del agua.

Nadie quiere tener la piel llena de quemaduras, ¿verdad? Sigue todos estos consejos y no tendrás que recurrir a las cremas para quemaduras del sol nunca más. Recuerda: una piel protegida es una piel sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *