Nanotecnologí­a, nuestro valor diferencial

publicado en: BLOG, PRODUCTOS E INNOVACIÓN | 0

Uno de los problemas con los que se ha encontrado tradicionalmente la dermocosmética ha sido el de poder atravesar las diferentes capas de la piel debido al gran tamaño molecular de sus ingredientes. Desde sus inicios, Sesderma siempre ha apostado firmemente por el I+D+i, es por eso que fue pionera en el uso de Nanotecnologí­a en el año 2001.


Gracias a la Nanotecnologí­a, técnica exclusiva y que hace únicos a nuestros productos, se consiguen producir nuevas estructuras, dispositivos y materiales con dimensiones nanométricas (1-240 nm). Es decir, se trabaja con partí­culas de un tamaño microscópico invisibles al ojo humano. En el caso de la dermocosmética, lo que se crean son liposomas, unas cápsulas tan diminutas que son totalmente asimilables por nuestro organismo. Estas micro cápsulas disponen de un espacio en su interior, y es ahí­ es donde alojan los ingredientes beneficiosos para nuestra piel.

¿Qué ventajas comporta utilizar la Nanotecnologí­a?

• Por su reducido tamaño, los liposomas permiten niveles de penetración, eficacia y resultados nunca antes conseguidos.

• Tienen una excelente tolerancia: gracias a su composición idéntica a la de nuestras membranas celulares y a la baja concentración de activo.

• Permiten transportar activos (liposolubles e hidrosolubles) de la forma más selectiva posible: analgésicos, antibióticos, vitaminas, activos cosméticos, etc.

• Permiten una liberación controlada de los activos contenidos potenciando el efecto del producto (liberación prolongada en el tiempo).

Mientras las cremas cosméticas tienen una acción superficial que proporciona hidratación y confort a la piel, los productos liposomados actúan en la matriz dérmica reparando y protegiendo las fibras de colágeno, elastina y ácido hialurónico

Los serums son ideales para elaborar productos con nanotecnologí­a. Al instante de ser aplicados, ejercen un efecto flash sobre la piel dejándola suave, lisa, hidratada y visiblemente más joven. Se aplican de forma diaria (3-4 gotas mañana y noche) sobre el rostro o cualquier otra zona mediante un suave masaje antes de la crema habitual.

La Fundación Investigación Hospital General Universitario de Valencia ha llevado a cabo un estudio para conocer cómo penetran los liposomas a través de estructuras cutáneas como la piel y el pelo y ver hasta dónde llegan. Para ello utilizó piel humana que se colocó en una cámara (célula de difusión de Franz) en contacto con una solución de liposomas fluorescentes para poder seguir su recorrido más fácilmente. Así­ se obtienen las espectaculares imágenes que confirman el alto grado de penetración de los liposomas, que logran introducirse en el pelo hasta alcanzar la raí­z y las capas profundas de la piel pasadas unas horas de la aplicación. Este hallazgo se traduce en beneficios tanto para nuestra piel como para el pelo cuando se utilizan productos con activos o ingredientes liposomados que actúan sobre la raí­z del problema.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *