¿Manchas después del verano? Cómo reducir y prevenir su aparición


Es posible que, a la vuelta de tus vacaciones, descubras que en tu rostro han aparecido algunas manchas. Aunque su origen puede deberse a diferentes motivos -la genética o los cambios hormonales pueden ser algunos de ellos-, el sol suele ser el verdadero causante, sobre todo si en los meses de verano no has utilizado la protección adecuada o si has expuesto tu piel demasiado. Además de provocar arrugas y falta de luminosidad en el rostro, el sol es el culpable de la mayoría de manchas que aparecen sobre la frente, las mejillas o la nariz.

Por ello, los especialistas como el Dr. Gabriel Serrano, dermatólogo y fundador de Sesderma, inciden en la importancia de establecer una rutina de cuidado de la piel utilizando tratamientos despigmentantes.

La rutina antimanchas perfecta

Como ya hemos comentado antes, el sol es el principal causante de las manchas que aparecen en la piel, como el melasma o los léntigos solares. Por ello, la primera recomendación y más importante es evitar el sol de forma directa y usar siempre protección solar SPF50, incluso cuando esté nublado. La rutina debe incluir, después de la limpieza, el tratamiento despigmentante por la mañana y por la noche, y algunos productos complementarios que ayudarán a mejorar y reducir el aspecto de las manchas.

La línea AZELAC RU, que incorpora la eficaz fórmula TRX (a base de ácido tranexámico), previene la pigmentación producida por el sol, y junto con el resto de activos como el ácido azelaico o el 4-Butilresorcinol, tiene una doble acción despigmentante: directa en el origen de las manchas gracias a la nanotecnología y acción selectiva por sus agentes despigmentantes.

AZELAC RU, como la mayoría de productos de Sesderma, está formulada usando nanotecnología, lo que garantiza altos niveles de penetración y eficacia en la piel. La combinación de los productos de la línea AZELAC RU tiene tres efectos claros. En ocho semanas, es capaz de aclarar las manchas de la piel un 90%, puede reducir el efecto despigmentante en un 75%, y tiene la importante capacidad de prevenir la aparición potencial de futuras manchas*.

AZELAC RU Liposomal serum se aplica por el día y de noche y constituye un tratamiento intensivo de choque. Es un potente despigmentante que actúa sobre la piel para conseguir un tono uniforme.

AZELAC RU Fluido luminoso SPF50 se ha formulado especialmente para usar durante el día. Mejora la apariencia de las manchas y protege gracias a su SPF50. Además, gracias a sus pigmentos luminosos es capaz de dotar a la piel de un aspecto sano y suave, en el que domina la luz.

AZELAC RU Crema Gel se aplica por las noches y combina los diferentes activos despigmentantes de la línea, junto con factores de crecimiento de origen vegetal y retinol.

AZELAC RU Crema de manos SPF30 está formulada específicamente para hidratar, regenerar, proteger y unifica el tono de la piel de las manos.

Los productos complementarios de la rutina despigmentante

ABRADERMOL Crema de microdermoabrasión que sirve para exfoliar la piel de rostro y cuerpo. de Exfoliante facial y corporal. Realizar una exfoliación semanal es recomendable para obtener una piel lisa y sin imperfecciones, mejorar la textura y eliminar impurezas.

SENSYSES Cleanser Lightening es un limpiador de burbujas lipídicas con vitamina C que limpia, desmaquilla, unifica el tono y devuelve la luminosidad perdida a la piel.

MELASES TRX Gel despigmentante ejerce una acción intensiva focalizada para mejorar el melasma. Su alta concentración de ácido tranexámico combinado con activos como el ácido azelaico y el 4-butilresorcinol) disminuyen la hiperpigmentación. Su textura ligera en formato gel es apto para todo tipo de pieles.

THIOMELAN Crema SPF15 está indicado para pigmentaciones suaves y en la prevención del cloasma, que son manchas de origen hormonal que generalmente aparecen durante el embarazo.