Cómo prevenir las manchas blancas por el sol

¿Manchas blancas en la piel por el sol?

publicado en: SALUD DE LA PIEL | 0

Las manchas blancas por el sol suelen darse en las pieles más sensibles, las más fotoenvejecidas o con algún tipo de alergia. En todos estos casos, las manchas blancas se ven más durante los meses de primavera o verano, cuando se incrementa la exposición solar, aunque suelen estar presentes durante todo el año.

¿Tienes manchas blancas y te preocupa su evolución? No te preocupes. Generalmente no causan síntomas ni más molestias que las puramente estéticas, aunque debes saber que tienen un carácter acumulativo a partir de la madurez y que suelen darse en las zonas más expuestas al sol, como las piernas o los brazos.

A continuación, te explicamos cuáles son las principales causas de las manchas blancas en la piel, cómo podemos prevenirlas y, sobre todo, mejorarlas.

Causas de las manchas blancas

A menudo asociamos las manchas blancas con el vitíligo, no obstante,  tanto las causas como el tratamiento de ambas son muy diferentes. Las manchas blancas por el sol tienen entre 1 y 3 milímetros, forma redondeada y aparecen en áreas expuestas al sol. Además, están directamente relacionadas con factores externos como la exposición solar prolongada, alergias u hongos, y precisamente estas tres suelen ser sus causas principales:

Manchas blancas por sol

Una de las causas de la aparición de manchas blancas en la cara y el resto del cuerpo es la falta de respuesta de la piel ante la exposición solar acumulada a lo largo de la vida. Los melanocitos, las células encargadas de fabricar la melanina, se degeneran con el paso del tiempo y pierden la capacidad de fabricar melanina y, por tanto, pigmentar de forma uniforme. Estas manchas blancas con forma ovalada y con presencia en escote, brazos o piernas, suelen aparecer con la edad y se dominan hipomelanosis guttata idiopática.

El sol es una de las principales causas de las manchas blancas

Manchas blancas por alergia

En muchas ocasiones las manchas blancas están provocadas por una reacción alérgica. Se suelen producir enrojecimiento y picores que derivan en las consecuentes manchas blancas a modo de recuerdo en la piel. En estos casos será conveniente hidratar la piel con productos calmantes y regenerantes que disimulen las marcas.

Manchas blancas por hongos

Otra de las posibles causas de manchas blancas en la piel puede ser la infección por hongos. Es una causa muy común de manchas, sobre todo en los meses de verano, ya que el calor y la humedad son factores esenciales de su aparición. La zona afectada se vuelve más clara en este caso (aunque también las hay que se hiperpigmentan). Son manchas blancas de rápido crecimiento si no se tratan y que suelen estar favorecidas, además de por el calor, por el embarazo, la piel grasa o el sudor.

Otras causas que pueden provocar las manchas blancas en la piel son la pigmentación (la persona no produce el pigmento suficiente), la dermatitis, la psoriasis, el acné o el vitíligo en los casos más extremos.

Manchas blancas por dermatitis

Otra de las causas que favorece la aparición de manchas blancas en la piel del cuerpo es la dermatitis atópica o eccema, más frecuente en edades tempranas. En ocasiones, las manchas aparecen en la zona donde se origina la erupción rojiza y picante que produce sequedad. En este sentido hablamos de la pitiriasis alba, una especie de eccema atópico de origen desconocido causado por una sequedad cutánea abundante. Produce descamación y una sobreinfección bacteriana que tiene como sí­ntoma principal la aparición de manchas blancas.

Tratamiento para las manchas blancas

Lo más recomendable será acudir a un dermatólogo que determine la causa de las manchas blancas para que recomiende el tratamiento adecuado en cada caso. No obstante, a nivel domiciliario hay productos que pueden ayudar a mejorar las manchas blancas en la piel:

  • Causadas por alergia: será importante utilizar productos regenerantes y calmantes para hidratar la piel y reducir la sensación de picor o escozor. Productos con aloe vera, pantenol, extracto de avena o caléndula ayudarán a la piel a conseguir estos objetivos. Además, será muy importante proteger la piel de la exposición solar evitando permanecer en espacios abiertos y con sol a no ser que llevemos fotoprotección y prendas como sombreros, gorras y camisetas o pantalones largos.
  • Causadas por hongos: si las manchas blancas han sido provocadas por una infección por hongos, deberás acudir a tu médico dermatólogo habitual para que te recomiende el tratamiento más adecuado. A nivel domiciliario, deberás extremar la higiene en todo el cuerpo con productos con activos antibacterianos o antisépticos, que hidraten y ofrezcan un plus de protección a tu piel.
  • Causadas por el sol: en el caso de que las manchas blancas hayan sido causadas por la exposición solar, el primer paso será proteger la piel con un buen protector solar SPF50. Además, será recomendable incluir antioxidantes en la rutina tanto a nivel tópico como a nivel oral, con ingredientes como la vitamina C (muy recomendada también para el verano), la cúrcuma o la fenilalanina que potencien la síntesis de melanina y ayuden a unificar el tono de la piel. 
  • Causadas por falta de nutrientes: existen también casos en los que estas manchas blancas aparecen por falta de calcio o vitaminas D y E. En este caso conviene cambiar la dieta para añadir un aporte extra de nutrientes y vitaminas.

¿Cómo podemos prevenir la aparición?

Aunque solemos pensar que la protección solar es eficaz contra las manchas oscuras (melasma), lo cierto es que también es efectiva para evitar la aparición de las manchas blancas en la piel causadas por el sol. De hecho, está demostrado que la prevención es la mayor defensa contra las manchas blancas en la piel y es ahí, donde los protectores solares juegan un papel muy importante.

Productos de protección solar de Sesderma

En conclusión, tanto si estás empezando a experimentar manchas blancas por el sol, como por cualquier otro motivo, no olvides nunca que el sol es el peor enemigo de tu piel y que debes protegerte de él los 365 días del año.