El aliado perfecto para cuidar tu piel

publicado en: BLOG, RUTINAS DE BELLEZA | 0

Conoce al nuevo mejor amigo de tu piel: el ácido glicólico. Incluso si la palabra ácido puede parecerte perturbadora, no te apresures en sacar conclusiones precipitadas sobre él, ya que tiene múltiples beneficios que son adecuados para casi cualquier tipo de piel.

El ácido glicólico reduce la aparición de arrugas, homogeneiza el tono y reduce la aparición del acné, lo que se traduce en una apariencia de la piel más joven y saludable.

¿Qué beneficios tiene para la piel?

El ácido glicólico es el primer representante de la familia de ácido alfa-hidroxiácidos (AHA). Estas sustancias se encuentran más comúnmente en la naturaleza en productos como la caña de azúcar, la remolacha y las uvas verdes.

El ácido glicólico debilita las conexiones entre las células más superficiales de la epidermis, lo que lleva a su adelgazamiento y alisado. Estimula la síntesis de colágeno y elastina en la dermis. Hidrata en profundidad y tonifica la turgencia de la piel. Refresca completamente la apariencia de la piel, iluminándola y rejuveneciéndola visiblemente. Tiene un efecto beneficioso sobre la resistencia general de la piel.

En otras palabras, el ácido glicólico actúa como un exfoliante, eliminando las células muertas y estimulando la renovación celular de la piel. Esto ayuda a reducir la desvitalización de la piel, afina los poros y descubre una piel radiante. ¿Los resultados? Deja la piel suave y tersa, y con el tiempo funciona a nivel celular, aumentando la producción de colágeno.

Ventajas:

  • Renueva la piel de forma rápida y efectiva
  • Produce un efecto hidratante
  • Reduce las imperfecciones de la piel y mejora la elasticidad.
  • Elimina suavemente las células muertas de la piel y reduce la profundidad de las arrugas
  • Permite la tonificación y la uniformidad del color de la piel 

Efecto peeling

Las moléculas de ácido glicólico son las más pequeñas y livianas, por lo que pueden penetrar en la piel y absorberse con mayor facilidad y profundidad.

El ácido glicólico actúa como un excelente exfoliante. Interactúa con la capa superior de la piel, descomponiéndola al disolver el sebo y otras sustancias que unen las células. Esto separa las células muertas entre sí para que puedan eliminarse. La renovación de la piel ayuda a que se vea más joven y más hidratada, mantiene limpios los poros, evita que aparezcan manchas blancas, puntos negros y el acné.

También te puede interesar: Peeling facial ¿Qué es y para qué sirve?

El peeling químico con ácido glicólico se usa para:

  • Tratamiento del acné severo
  • Un efecto rejuvenecedor en pequeñas arrugas
  • Estimula la producción natural de colágeno
  • Unifica la tez de la piel
  • Ilumina la piel
  • Borra las manchas oscuras de la piel (hiperpigmentación)
  • Alisa la superficie de la piel
  • Elimina los poros dilatados

Los efectos deseados se logran no antes de una semana después del primer tratamiento, y la hiperpigmentación requiere tres o más tratamientos. Las exfoliaciones con ácido glicólico son una buena manera de mejorar las imperfecciones menores de la piel y rejuvenecerla. El tratamiento logra resultados mucho más rápidos que las cremas cosméticas que contienen un pequeño porcentaje de ácido glicólico. Realizado por el personal cualificado, el procedimiento es rápido y seguro.

Efectividad contra el acné

En el corazón del acné hay células muertas que se obstruyen en nuestros poros. El ácido glicólico logra separar las células muertas conectadas entre sí, para que puedan eliminarse con mucha facilidad.

La exfoliación acida es importante para la piel grasa y propensa al acné, ya que su exfoliación natural es mucho más lenta que otros tipos de la piel.

Debido al pequeño tamaño de su molécula, el ácido glicólico puede penetrar profundamente en los folículos pilosos y liberar el sebo acumulado y las proteínas que forman manchas negras y brotes de acné.

También te puede interesar: Cremas con ácido glicólico

Efectividad contra el envejecimiento

La piel brillante es a menudo el resultado de poros obstruidos. Las mismas células muertas que causan el acné, después de cierta edad, hacen que la piel se vea sin vida. Cuando somos jóvenes, la reconstrucción celular ocurre muy rápidamente, pero a lo largo de los años este proceso se ralentiza y la piel necesita ayuda adicional. El ácido glicólico proporciona esta ayuda al eliminar las células viejas de la piel y hacerla al instante más suave y más viva.

Pigmentación excesiva

Las fuerzas exfoliantes del ácido glicólico también ayudan con la pigmentación. El pigmento creado por viejas cicatrices de acné, manchas de la edad, daño solar, etc. Se almacena durante el tiempo en la piel en una capa de células muertas. El ácido glicólico limpia esta capa de células muertas y elimina estos depósitos de pigmentos.

El ácido glicólico es un ingrediente “mágico” con numerosos beneficios para la piel. Regenera el colágeno, engrosa la epidermis y unifica la tez de la piel. Por lo tanto, la próxima vez que sienta la necesidad de refrescar su piel, intente siempre con ácido glicólico.