Dermatitis seborreica: sí­ntomas, causas y tratamiento

publicado en: BLOG, SKINPEDIA | 0

La dermatitis seborreica es una enfermedad muy conocida que afecta tanto a la piel tanto de cara y cuerpo como el cuero cabelludo. ¿Tienes dermatitis seborreica y quieres saber cómo tratarla? Sigue leyendo:


¿Qué es la dermatitis seborreica?

Esta enfermedad consiste en la aparición de inflamación en las zonas de la piel con más glándulas sebáceas como la cara, el cuero cabelludo, la nariz o el pecho. Es una enfermedad crónica de la piel que se presenta en forma de brotes, aunque con la caracterí­stica de que puede pasar periodos de inactividad, pudiendo desaparecer temporalmente.

Esta patologí­a se da principalmente en dos grupos de edades, en la infancia (dentro de los tres primeros meses de vida) o en la edad adulta, generalmente en hombres.

La dermatitis seborreica en niños sigue siendo a dí­a de hoy objeto de debate por su relación con la dermatitis atópica. Los niños que padecen esta enfermedad suelen presentan lesiones rosadas con forma redondeada cubiertas por una descamación amarillenta. Estos brotes suelen afectar, además del cuero cabelludo, a la frente, cejas, orejas, nariz, párpados y cuello; aunque también puede extenderse hacia el tronco, axilas, ingles, tórax y espalda.

Si bien en la infancia esta dolencia cutánea tiende a desaparecer en unos meses o en pocos años, en la vida adulta suele presentar etapas de mejorí­a y empeoramientos provocados por diferentes factores, como el estrés, la excesiva ingesta de hidratos de carbono, el alcohol, el café y el uso de cosméticos grasientos inadecuados.

La cara, el cuero cabelludo, las cejas, la nariz, el pecho o las ingles son algunas de las zonas que se ven afectadas en este proceso, tal y como se puede apreciar en el gráfico que adjuntamos de Rueber Farmacias.

dermatitis seborreicaAlteración en la cantidad y/o calidad de los lí­pidos cutáneos: Esta teorí­a se centra en el aumento de actividad sebácea en las zonas conflictivas. De hecho, no se centra tanto en la cantidad de sebo como en su composición.

  • Infección por Pityrosporum Ovale: También debe tenerse en cuenta que las zonas que más registran este tipo de dermatitis son también las que tienen mayor población de P. ovale.De hecho, se ha apreciado una mejorí­a del cuadro clí­nico cuando se reduce esta población por tratamiento antifúngico.
  • El estilo de vida: Se puede ver influenciada por el estrés, el calor, enfermedades febriles, depresión,productos tópicos irritantes y fatiga, produciendo un empeoramiento de los cuadros de la patologí­a o generando nuevos brotes.
  • Influencia neural: Este problema cutáneo se da con mayor incidencia en pacientes con Parkinson, parálisis facial y daño supraorbitario o cudripléjico. Parece deberse esta mayor incidencia a una inflamación neuronal crónica.
  • Factores agravantes: inmunodepresión (como en pacientes con VIH), alcohol y vasodilatadores.
    • Dermatitis seborreica figurada: Se inicia con manchas puntiformes, rosadas y con escamas que aumentan de tamaño. Existe prurito de intensidad muy variable, aunque soportable.
    • Dermatitis seborreica pitiriasiforme: Las lesiones son redondeadas, de color rosado, de superficie finamente escamosa y untuosa en las zonas seborreicas, pero seca en otras localizaciones. Pueden aparecer en cualquier zona, pero siempre se ve afectado el cuero cabelludo con una capa fina y adherente.
    • Dermatitis seborreica psoriasiforme: Las lesiones recuerdan más a la psoriasis. Lesiones lenticulares, numulares o en placas de color rojo vivo con escamas adheridas. Independientemente de la forma clí­nica, el cuero cabelludo siempre está afectado.

Sí­ntomas de la dermatitis seborreica:

Uno de los factores más reveladores es la descamación del cuero cabelludo. Al principio es común confundirlo con caspa, ya que el proceso descamativo es leve y sin lesiones. No obstante, con su evolución esa descamación acaba presentando eritema e inflamación, indicadores de una verdadera dermatitis.

Uno de los primeros sí­ntomas es el prurito o escozor. La localización más frecuente es en el cuero cabelludo donde se manifiesta con mucha caspa. En la cara se pueden afectar las pestañas, entrecejo, pliegues nasolabiales y pabellones auriculares. Los bordes de los párpados se pueden afectar, llegando algunas veces a la pérdida de las pestañas. Este cuadro se conoce como blefaritis seborreica.

Esta patologí­a cutánea se puede clasificar:

Dermatitis seborreica del lactante: Afecta al lactante en los primeros meses de vida. Se suele iniciar por la cabeza pudiendo estar cubierta por una costra de aspecto grasoso y gruesa, llamada costra láctea. Después puede extenderse por la frente y aparecer lesiones diseminadas por la cara, cuello, tronco y brazos con una apariencia psoriasiforme.

Dermatitis seborreica del adulto: Hay autores que piensan que pueden darse tres formas:

Tratamiento para la dermatitis seborreica.

Afortunadamente, este enfermedad tiene tratamiento y es bastante efectivo. Empezaremos por destacar las prácticas de nuestro dí­a a dí­a que pueden ayudarnos a mejorar el aspecto y estado de una patologí­a como esta:

  • En momentos de brote se aconseja prescindir de los tratamientos más intensos y permanecer solo con los tratamientos cosméticos todo el tiempo que se precise.
  • Realizar una correcta higiene de la piel, con productos especí­ficos que no dañen la función barrera de la piel y que sean tolerantes.
  • Evitar las temperaturas extremas y protegerse siempre del aire, el frí­o o el sol en las zonas conflictivas.
  • Prevenir la sudoración intensa o ponerle remedios, como utilizar prendar transpirables.
  • Tratar adecuadamente cualquier sobreinfección, con activos antifúngicos, antinflamatorios y queratolí­ticos.

De esta forma, a continuación se incluyen una serie de activos que siempre debe tener tu tratamiento para este problema de salud:

  • Los antifúngicos, que tienen la función de disminuir la población de P.ovale, bacteria que tiene como clave en el desarrollo de esta patologí­a.
  • Los antiinflamatorios, que disminuyen la inflamación, actuando directamente o indirectamente sobre el sistema inmunitario.
  • La antilipasa, que actúa impidiendo la acción de las lipasas de los microorganismos y, como consecuencia de ello, se evita la irritación causada por los ácidos grasos, paliando parcialmente la reacción inflamatoria.
  • Queratolí­ticos como el salicí­lico, el glicólico o el láctico. No sólo disgregan los acúmulos de corneocitos, sino que en concentraciones mayores son capaces de disminuir el grosor del estrato córneo. Sobre el cabello, consiguen hacerlo más poroso aumentando su capacidad de absorción del sebo producido por el cuero cabelludo. Esto lleva a una disminución del sebo en el cuero cabelludo, disminuyendo las posibilidades de actuación del P. ovale y, por tanto, disminuyendo la inflamación de la dermatitis seborreica.
  • Antiseborreicos como el zinc o el ácido azelaico, que consiguen obturar los orificios de salida del folí­culo pilosebáceo, impidiendo la dispersión del sebo por el cuero cabelludo.

De este modo, en tu tratamiento para la dermatitis seborreica en la cara, deberás incluir cremas que contengan este tipo de activos.

Uno de los primeros sí­ntomas que se presentan en la cara es la sequedad, así­ como las pieles sueltas, eritemas o picores. La cara es el lugar más visible de nuestro cuerpo y la dermatitis seborreica puede provocar baja autoestima en las personas que la padecen. Es por eso que debemos empezar a usar cremas faciales especí­ficas para esta patologí­a. ¿Qué puede provocar la dermatitis seborreica en la cara? El estrés, el cansancio, los climas extremos, una piel grasa o con tendencia acneica, la falta de higiene, la obesidad o el uso de cosméticos no recomendados.

Como ya hemos dicho antes, el exceso de grasa es una de las posibles causas de esta enfermedad, por eso si eliminamos de nuestra dieta las grasas no saludables como los embutidos, los alimentos fritos, la comida rápida, la bollerí­a industrial y los dulces; reduciremos el avance de esta enfermedad.

Un producto que puede ayudarte mucho a controlar la influencia de esta patologí­a en la cara es Sebovalis Gel Facial, del cual hablaremos más adelante.

Por otro lado, la dermatitis seborreica también suele afectar al cuero cabelludo. Si sufres esta enfermedad, debes cuidar tu salud capilar con lociones y champús que frenen el exceso de sebo. Al principio puede confundirse con un brote de caspa, pero si notas que persiste y que empieza a tomar un tono amarillento, te recomendamos que acudas a tu dermatólogo para que haga un diagnóstico.

¿Quieres empezar a controlar tus brotes de dermatitis seborreica? Ayúdate de SEBOVALIS, nuestra lí­nea dedicada al cuidado y control de la dermatitis seborreica.

Productos y cremas para la dermatitis seborreica de sesderma.

La lí­nea SEVOBALIS es una de las más completas en el cuidado de las pieles con dermatitis seborreica. No solo calma los picores y el eritema, sino que también ayuda a reequilibrar la producción de sebo y evita la infección por P.ovale, haciendo que los brotes sean cada vez menos intensos y asiduos. Además,elimina las placas amarillentas y controla queratinización del cuero cabelludo, clave en el tratamiento de la dermatitis seborreica.

Los activos con los que está formulado, como el extracto de avena, la caléndula, la mimosa y el ácido glicirretí­nico, ejercen una acción calmante y antiinflamatoria; mientras que el ácido salicí­lico y el láctico disgregan los acúmulos de corneocitos, hidratan y controlan el sebo de la piel para una acción anticeborreica.

La lí­nea SEBOVALIS está compuesta de 5 productos que abarcan todas las posibilidades de la dermatisis seborreica, teniendo presentaciones especí­ficas para el rostro, el cuerpo, el cabello e incluso para tratarla desde el interior con cápsulas nutricosméticas.

  • Sebovalis Gel y Crema facial: No todas las pieles con dermatitis seborreica son excesivamente grasas, por lo que SEBOVALIS FACIAL se presenta en formato gel (para pieles grasas) y en formato crema (para pieles mixtas o secas). Puede aplicarse para tratar rojeces y descamaciones del rostro y también de otras zonas como el tórax, la espalda o las orejas. Es una excelente alternativa y/o coadyuvante al tratamiento de la dermatitis seborreica con corticoides tópicos, ya que regula la secreción sebácea y el crecimiento de microorganismos (P.Ovale), gracias a sus activos antifúngicos y antiseborreicos. La piritiona de zinc micronizada inhibe la 5-alfa reductasa, principal factor desencadenante de la seborrea y la piroctona olamina aporta su carácter antifungico.
  • Champú tratante: Ayuda a regular la queratinización y la descamación del cuero cabelludo por su contenido en ácido salicí­lico, lo que lleva a una disminución del sebo y por lo tanto disminuye la capacidad de infección de P.Ovale. El extracto de caléndula y el ácido glicirretí­nico mejoran el eritema, la descamación y el prurito, disminuyendo la inflamación producida en la dermatitis seborreica.Elimina las costras amarillentas formadas en el cuero cabelludo, y mejora el eritema, la descamación y el prurito. El extracto de avena mejora el eritema y el prurito, disminuyendo la inflamación producida en la dermatitis seborreica. El pantenol suaviza y acondiciona el pelo dejando una sensación de suavidad y sedosidad y evitando el engrasamiento capilar.
  • Modo de empleo: Aplicar sobre el cabello humedecido, hacer espuma y aclarar con agua. En brotes usar todos los dí­as y en mantenimiento 2 o 3 veces por semana. Alterna con el champú Seskavel frecuencia de Sesderma.
  • Solución capilar: Se aplica directamente sobre las descamaciones cuero cabelludo, cara y orejas actuando sobre las rojeces de forma inmediata. Gracias a su formato en spray, tiene un modo de aplicación muy sencillo. Actúa sobre las rojeces del cuero cabelludo. Sus activos liposomados consiguen penetrar en el folí­culo piloso, aumentando así­ la efectividad del tratamiento. Elimina las costras amarillentas formadas en el cuero cabelludo, y mejora el eritema, la descamación y el prurito. Regula la secreción sebácea y el crecimiento de microorganismos (P.Ovale). Debe aplicarse por la noche sobre el cuero cabelludo y proceder al lavado al dí­a siguiente. En periodos de brote puede utilizarse todos los dí­as, aunque lo normal será utilizarlo como mantenimiento 1 o 2 veces a la semana
  • Sebovalis Cápsulas: Complemento alimenticio indicado para el cuidado de pieles y cabellos grasos, así­ como las manifestaciones asociadas. Ayuda a regular los cabellos y pieles grasas gracias su potente formulación, siendo coadyuvante al tratamiento farmacológico y dermocosmético de la dermatitis seborreica. Se deben tomar 2 cápsulas al dí­a con abundante lí­quido, preferiblemente durante las comidas.

La formulación de SEBOVALIS:

¿Qué hace a SEBOVALIS una lí­nea única para tratar la dermatitis seborreica? Su completa fórmula es infalible en el tratamiento y la prevención de esta patologí­a, actuando contra el P.Ovale y las manifestaciones de la hiperseborrea:

Activos con acción antifúngicacomo el zinc piritione y piroctone olamine.

Activos con acción antiinflamatoria como la avena sativa. Es una planta mediterránea cuya composición es rica en: Sales minerales (Mn, Fe y Zn), saponinas, flavonoides, vitaminas (A, B, E y D) y ácidos fenólicos que le otorgan propiedades farmacológicas como remineralizantes, reepitelizantes, vitamí­nicas y antioxidantes. Uno de los activos más importantes es la avenantriamida (polifenol) que le otorga un efecto anti-inflamatorio y antioxidante. La actividad antihistamí­nica también se ha demostrado in vitro por inhibición de la histamina segregada por los mastocitos.

Activos queratolí­ticos:

El ácido láctico es un α-hidroxiácido que se encuentra en la piel de forma natural como parte de un proceso metabólico, siendo su función en la piel la de ayudar a mantener su manto ácido entre un pH de 5.5 y 6.0, en la zona í­ntima este pH oscila entre 4 y 4,5. Ejerce un efecto hidratante natural sobre la piel al atraer hacia la capa córnea moléculas de agua y estimular la sí­ntesis de ceramidas, además de mejorar y modular la función barrera. Posee un efecto clarificante sobre la pigmentación de la piel al promover una dispersión más homogénea de la melanina y ejercer un efecto antioxidante.

El ácido salí­cilico tiene propiedades queratolí­ticas y antimicrobianas, es ampliamente empleado en dermatologí­a por su capacidad de promover la descamación epidérmica a través de la ruptura de los puentes desmosómicos intercelulares. También actúa como regulador de la oleosidad de la piel y como antiinflamatorio potencial con amplios beneficios:

  • Queratolí­tico: favorece la descamación y la disminución del número de comedones, aunque con menor potencia que el acido retinoico. Se usa en concentraciones que van del 5 al 20 % (fármaco) y del 1 al 5% (en cosmético). Se ha descrito el efecto pro-inflamatorio como uno de los mecanismos de acción en lesiones comoverrugas vulgares, verrugas plantares,… hace al virus más vulnerable a la estimulación inmunológica, y favorece poco a poco su destrucción.
  • Repara el fotodaño: sólo asociado a AHA o ácido retinoico.
  • Fotoprotector: actúa como filtro quí­mico y, el anillo bencénico transforma UVB en UVA.
  • Antimicótico: colabora en la penetración de los fármacos antimicóticos tópicos al eliminar la capa cornea, nutriente de levaduras y dermatofitos.
  • Antiinflamatorio: por inhibición de la sí­ntesis de prostaglandinas.
  • Recientemente se vuelve a utilizar por su efecto peeling como componente activo de cremas antienvejecimiento y a mayores concentraciones para la realización de peelings de profundidad media.

Otras lí­neas complementarias al tratamiento de la dermatitis seborreica:

Además de la lí­nea SEBOVALIS, existen otros productos de SESDERMA con las que se puede combinar para potenciar los resultados. Uno de ellos es SENSYSES OVALIS, perfecto para la limpieza diaria de las pieles que presentan dicho problema cutáneo. SENSYES OVALIS limpia y repara las pieles con tendencia a la dermatitis seborreica gracias a su contenido en liposomas de piroctona olamina y extracto de hamamelis, que le confieren propiedades antisépticas, seborreguladoras, y protectoras de la piel.

La lí­nea Sebovalis es coadyuvante en el tratamiento farmacológico de la dermatitis seborreica. También es la alternativa a este mismo tratamiento, evitando así­ la toma de fármacos. Proponemos dos tratamientos, uno de choque y otro de mantenimiento, para las pieles con dermatitis seborreica:

Tratamiento de choque: ante una dermatitis seborreica nunca tratada, se debe iniciar una fuerte acción sobre la DS, por ello aplicar durante un mes:

  • Sebovalis champú tratante: todos los dí­as hasta la desaparición de los sí­ntomas.
  • Sebovalis solución capilar: todas las noches durante el mismo tiempo que el champú.
  • Sebovalis capsulas: 2 veces al dí­a.
  • Sebovalis crema facial: todas las noches.
  • Sensyses ovalis: limpieza diaria.

Tratamiento de mantenimiento: Después de 1 mes del tratamiento de choque y hasta al menos 3 meses después:

  • Sebovalis champú tratante: 2 veces a la semana.
  • Seskavel champú frecuencia o glicólico: el resto de dí­as.
  • Sebovalis cápsulas: una al dí­a.
  • Sebovalis gel/crema: todas las noches.
  • Sensyse ovalis: limpieza diaria

Si el paciente está sometido a un tratamiento con corticoides, la aplicación del serum y del mist Repaskin mender facilitará y ayudará sobre el mecanismo de acción de los corticoides, ya que necesitan los dedos de zinc para su correcto funcionamiento.

El cuidado de la dieta (evitar que sea excesiva en lí­pidos e hidratos de carbono), evitar calores, sofocos, estrés, el calor, enfermedades febriles, depresión,productos tópicos irritantes y fatiga, producen un empeoramiento de los cuadros de la dermatitis seborreica previa o generando nuevos brotes.

La higiene diaria y la limpieza diaria capilar ayudan en el control y cuidado de la dermatitis seborreica. Además el cuadro que presenta este problema cutáneo suele asociarse con alopecia, debido a la producción excesiva de seborrea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *